De casta le viene al galgo

A mi compañero y amigo

Querido amigo, no hay palabras que tengan la sufiente emoción ni la suficiente clase para describir lo que siento por Tanya, por tí y por tu familia. Desde el minuto uno habéis estado pendientes de mí y con el minuto uno no me refiero a el día de tu boda, me refiero al día que nos conocimos porque has sido un compañero con el que he compartido discursos sobre Raúl en noches de fútbol, una huelga muy peculiar donde todos los comercios funcionaban con total normalidad, innumerables concursos de tortilla en los cuáles siempre ganabas por goleada, las migas que nos hacían babear antes de cada comida, receta de esa gran mujer que tienes por madre y los exquisitos platos de caza que tanto nos gustaban. Y poco a poco te fuiste convitiendo en un amigo, un amigo en el que poder confiar, al que poder pedir consejos y es que a día de hoy, puedo decir que eres uno de mis mejores amigos y que a tu esposa y a tus padres los tengo como si fueran de mi propia familia, porque tú eres uno de esos amigos que están en el corazón, donde se guardan las cosas más importantes que uno tiene en la vida, y como te decía, se lo mucho me queréis y se lo mucho que has hablado de mí con tu círculo mas allegado, de lo orgulloso que te sientes de mí y de lo mucho que te he ayudado cuando estabamos estudiando en la universidad, todavía recuerdo el mensaje que me mandaste el día que entregaste el proyecto dándome las gracias, y cómo nos emocionámos mi padre y yo cuando nos enteramos de la noticia y es que eso mismo les pasa a los míos, a mi círculo, porque saben que para mi eres especial, porque realmente el que de verdad me ha ayudado aquí, eres tú a mi, en los momentos más difíciles de mi vida te he tenido ahí y siempre me has acogido en tu casa, junto a tus amigos más íntimos, unos amigos maravillosos por cierto, que ya los considero como propios, a tu familia y a la que hoy es tu esposa, y todos ellos me han tratado como si fuera uno más de la familia.

No me tienes que dar las gracias por haber asistido a tu boda, las gracias te las tengo que dar yo a ti, por ser como eres, tan buena persona, tan trabajador y tan atento, normal que Tanya quiera compartir el resto de su vida contigo, porque ella es igual que tú y entre dos personas tan maravillosas tiene que haber feeling sí o sí y vosotros lo tenéis, tenéis todo lo que os hace falta para ser felices juntos. Ahora ya compendo porqué eres así y es porque te han educado unos padres que son tan buenas personas como tú, de casta le viene al galgo se suele decir, ¿no? Y para ellos sólo tengo palabras de agradecimiento porque me han tratado estos días como se trata a un hijo y cuando te hacen sentir así, eso no se puede pagar ni con todas las riquezas del mundo. Gracias Jorge, por compartir tu vida conmigo y por hacerme partícipe del día más feliz de tu vida.

Tanya, Jorge, os doy mi mas sincera enhorabuena y os deseo lo mejor en la vida, que sigamos escribiendo el futuro juntos durante muchísimos años más y llenándolo de nuevas historias y aventuras.

A mis amigos, Tanya y Jorge,

Malpica de Tajo, 28-IX-2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s