Y si te vuelvo a ver.

Un reencuentro de una vieja herida,
rota, de esquivos dolores pasados,
sombríos recovecos imaginados,
entre la jara de su frondosa vida.

No encuentra, perdón ni salida,
patinando en suelo embarrado,
sólo y triste, corazón abrumado,
mira hacia atrás y ve su estela barrida.

Haciendo presencia en el mismo infierno,
dónde una vez probó la amarga derrota,
su cuerpo y su alma, de nuevo sin gobierno.

Sus ojos no vieron y ahora su vida brota,
liberando su mente de ese sufrimiento eterno,
y es que si TE vuelvo a ver, ME dejas el alma rota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s