Perdices guisadas al estilo montés

La reina, reina en el campo y reina en el plato. Miles de formas de prepararlas y todas ellas exquisitas. En esta ocasión vamos a preparar unas perdices guisadas al estilo tradicional.

Nos cuenta un viejo refrán, “La perdiz, cuando de a la nariz”. Nos da una pista de lo que debemos hacer con las perdices, pero no, tampoco vamos a dejarlas hasta que huelan. Lo que sí es recomendable dejarlas oreando unos días antes de prepararlas.

INGREDIENTES:

-Cuatro perdices.
-Dos pimientos rojos.
-Dos cebollas.
-Cinco o seis dientes de ajo, al gusto.
-Tres guindillas.
-Pimienta negra, en grano y molida.
-Pimentón picante.
-Perejil.
-Aceite de oliva virgen extra.
-Un vaso de vino blanco o clarete para rehogar.
-Sal.

ELABORACIÓN:

Trocear las perdices, hacerla trozos por cuartos, patas traseras y pechugas y alas. Después dejar oreando un par de días y ponerlas a macerar uno o dos días antes de cocinarlas.

20171227_2221371417534578.jpg

Para macerar las perdices, echar sal, pimienta negra en grano, ajos en láminas y aceite de oliva virgen extra. Remover todo y cada 12 horas añadir una cucharada de aceite de oliva virgen extra y volver a remover.

20171227_2232041954201421.jpg

En una cazuela echaremos un chorro de aceite de oliva virgen extra, los ajos bien picaditos y las tres guindillas. Dejar que el aceite se macere. Mientras tanto, en una sartén con fuego fuerte freír los trozos de perdiz, para sellaros.

20171229_223458

20171229_224951

Encender el fuego de la cazuela, suave y cuando el ajo empiece a bailar añadir la cebolla y el pimiento rojo picado junto con un poco de sal y pimienta. Cuando la cebolla y el pimiento esté bien pochado, subir un poco el fuego y añadir la perdiz, remover el fondo de la cazuela, dejando que la perdiz se empape de todos los sabores. En este momento añadir un par de cucharadas pequeñas de pimentón picante y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Dejar que la pochada se pegue al fondo de la cazuela sin dejar que se queme, y remover.

Después añadir un vasito de vino blanco o clarete, salpimentar y tapar la cazuela para que rehogue, a fuego suave. Volver a dejar que la pochada se pegue un poco al fondo de  la cazuela, sin que se queme y remover.

20171229_233920

20171229_235239

Una vez hecho esto, añadir el perejil bien picadito y cubrir la perdiz de agua, recomiendo calentar el agua para que la perdiz no pierda el punto de cocción.

20171230_004703.jpg

20171231_224037.jpg

20171231_223733-e1514806875717.jpg

MARIDAJE:

Para maridar este plato, hemos escogido un vino joven de la D.O. Toro, “Conquero”, un vino low cost que no te dejará indiferente. Cada vez se hacen mejores vinos de la D.O. Toro y puede ser un acompañamiento perfecto para un plato de caza.

20171231_2140141333905701.jpg